Inmobiliarias

Agencias del estado y agencias privadas

Es importante saber que hay dos tipos de agencias inmobiliarias que pueden ayudarte a encontrar una vivienda.

Inmobiliarias

El primero es el privado, donde tendrás que pagar para que busquen una vivienda para ti. En Bélgica no hay una lista que incluya todas las propiedades disponibles, por lo tanto la agencia buscará en periódicos y otras listas hasta encontrar lo que deseas.

En caso de que trabajes con este tipo de agencia, recibirás una lista de direcciones y teléfonos, eres tú quien deberá organizar las citas y ver las viviendas. Una vez que hayas encontrado un lugar adecuado, la agencia no tiene nada que decir en cuanto a los términos de arrendamiento. Habiéndole pagado a la agencia, en la mayoría de los casos podrás seguir obteniendo listas de casas durante un período de seis meses después de haberte mudado a tu nueva vivienda, en caso de que te arrepientas podrás ponerte a buscar otra vez.

La otra clase de inmobiliaria ( agence immobilière/woningkantoor) es estatal. Esta vez es el dueño es el que debe pagar el servicio y a cambio la inmobiliaria se ocupará de administrar el asunto. En caso de que contactes a este tipo de inmobiliaria, recuerda que tú no debes pagar. La inmobiliaria organizará un día de visita y hasta es posible que te lleven sin cargo a ver la casa.

Contactando a una inmobiliaria estatal podrás obtener información sobre la propiedad, la renta y las condiciones. Los dueños generalmente contactan a muchas inmobiliarias estatales pero solo le pagan a la que tenga éxito. Si buscas casa, es recomendable contactar a tantas inmobiliarias del estado como puedas, sólo ten cuidado de no visitar una propiedad dos veces. También puedes discutir directamente con el dueño el precio de la renta, pero es posible rehúse a bajarlo.

El primero es el privado, donde tendrás que pagar para que busquen una vivienda para ti. En Bélgica no hay una lista que incluya todas las propiedades disponibles, por lo tanto la agencia buscará en periódicos y otras listas hasta encontrar lo que deseas.

En caso de que trabajes con este tipo de agencia, recibirás una lista de direcciones y teléfonos, eres tú quien deberá organizar las citas y ver las viviendas. Una vez que hayas encontrado un lugar adecuado, la agencia no tiene nada que decir en cuanto a los términos de arrendamiento. Habiéndole pagado a la agencia, en la mayoría de los casos podrás seguir obteniendo listas de casas durante un período de seis meses después de haberte mudado a tu nueva vivienda, en caso de que te arrepientas podrás ponerte a buscar otra vez.

La otra clase de inmobiliaria ( agence immobilière/woningkantoor) es estatal. Esta vez es el dueño es el que debe pagar el servicio y a cambio la inmobiliaria se ocupará de administrar el asunto. En caso de que contactes a este tipo de inmobiliaria, recuerda que tú no debes pagar. La inmobiliaria organizará un día de visita y hasta es posible que te lleven sin cargo a ver la casa.

Contactando a una inmobiliaria estatal podrás obtener información sobre la propiedad, la renta y las condiciones. Los dueños generalmente contactan a muchas inmobiliarias estatales pero solo le pagan a la que tenga éxito. Si buscas casa, es recomendable contactar a tantas inmobiliarias del estado como puedas, sólo ten cuidado de no visitar una propiedad dos veces. También puedes discutir directamente con el dueño el precio de la renta, pero es posible rehúse a bajarlo.

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: