Introducción

Alquilando en Bélgica

Encontrar una casa apropiada para alquilar en Bélgica puede llegar a ser más difícil y caro de lo que crees.

Introducción

En términos relativos hay suficientes casas disponibles en toda Bélgica, la excepción es la capital donde miles de funcionarios y diplomáticos van y vienen constantemente.

Se puede decir que hay suficientes viviendas disponibles en Bélgica. En Bruselas la demanda cambia constantemente según la temporada, diplomáticos y ejecutivos se quedan durante semanas o meses y luego vuelven a sus países, si no conoces el ciclo de trabajo en la ciudad puedes llevarte una sorpresa desagradable. Pero de un momento a otro veras muchos carteles negros con letras naranjas por toda la ciudad ofreciendo casas para alquilar (à louer/te huur). Si tienes tu móvil, es posible que puedas acordar una visita inmediatamente, esto es muy común en Bélgica.

La mayoría de los pisos y casas disponibles para alquilar no están amuebladas, aunque la cocina puede estar bien equipada en muchos casos (pero no siempre). Una cocina semi equipada posiblemente solo tenga un fregadero y estantería vacía (así que cuidado). Tendrás que obtener tus propios muebles o comprarlos de la gente que se va del piso si es posible. Si en el aviso dice que la casa está equipada, se puede esperar que haya horno y heladera (aunque no siempre). En caso de que figure que la casa está “super equipada”, se podrán encontrar todas las cosas básicas y otras complementarias como lavaplatos y microondas. En caso de que la cocina no esté equipada, tendrás que conseguir todos utensilios de cocina e incluso las repisas y estantes.

En términos relativos hay suficientes casas disponibles en toda Bélgica, la excepción es la capital donde miles de funcionarios y diplomáticos van y vienen constantemente.

Se puede decir que hay suficientes viviendas disponibles en Bélgica. En Bruselas la demanda cambia constantemente según la temporada, diplomáticos y ejecutivos se quedan durante semanas o meses y luego vuelven a sus países, si no conoces el ciclo de trabajo en la ciudad puedes llevarte una sorpresa desagradable. Pero de un momento a otro veras muchos carteles negros con letras naranjas por toda la ciudad ofreciendo casas para alquilar (à louer/te huur). Si tienes tu móvil, es posible que puedas acordar una visita inmediatamente, esto es muy común en Bélgica.

La mayoría de los pisos y casas disponibles para alquilar no están amuebladas, aunque la cocina puede estar bien equipada en muchos casos (pero no siempre). Una cocina semi equipada posiblemente solo tenga un fregadero y estantería vacía (así que cuidado). Tendrás que obtener tus propios muebles o comprarlos de la gente que se va del piso si es posible. Si en el aviso dice que la casa está equipada, se puede esperar que haya horno y heladera (aunque no siempre). En caso de que figure que la casa está “super equipada”, se podrán encontrar todas las cosas básicas y otras complementarias como lavaplatos y microondas. En caso de que la cocina no esté equipada, tendrás que conseguir todos utensilios de cocina e incluso las repisas y estantes.

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: